jueves, 20 de mayo de 2010

Heroes de la Mitologia Griega II



Agamenón
Agamenón, en la mitología griega, rey de Micenas y jefe de las fuerzas griegas en la guerra
de Troya. Era hijo de Atreo y padeció la maldición lanzada sobre su casa. Cuando los griegos
se reunieron en Áulide para su viaje a Troya, se vieron obligados a retroceder por los vientos
adversos. Para calmar los vientos, Agamenón sacrificó a su hija Ifigenia a la diosa Ártemis.
Su disputa con Aquiles sobre la princesa cautiva Briseida y las consecuencias de esa cólera
forman buena parte del argumento de la Iliada de Homero. Después de un sitio de diez años,
cayó Troya y Agamenón volvió victorioso a Micenas. Con él fue la princesa troyana Casandra,
que le había sido concedida por el ejército griego triunfante.
Clitemnestra, mujer de Agamenón, lo recibió con expresiones de amor, pero mientras él estaba
en el baño, ella le tendió una trampa. Egisto, el amante de ella, golpeó a Agamenón con una
espada y, mientras estaba inconsciente por el golpe, Clitemnestra lo decapitó con un hacha.
Su muerte fue vengada siete años más tarde por su hijo Orestes. La historia de la muerte de
Agamenón es contada en la primera pieza de la trilogía Orestíada, del poeta griego antiguo Esquilo.



Aquiles.
En la mitología griega, Aquiles nieto de Éaco fue un héroe de la Guerra de Troya, y el principal
protagonista y más grande guerrero de La Ilíada de Homero, que trata no de la guerra en su totalidad sino específicamente de la ira de Aquiles.
Leyendas posteriores afirman que Aquiles era invulnerable en todo su cuerpo salvo en su talón.
Estas leyendas sostienen que Aquiles murió en batalla al ser alcanzado por una flecha en el talón,
de donde la expresión «talón de Aquiles» ha llegado a aludir a la única debilidad de una persona.
Aquiles también es famoso por ser el más «hermoso» de los héroes reunidos en Troya así como el más rápido. En su mito es crucial su relación con Patroclo, descrita en fuentes diferentes como profunda amistad o amor.

Héctor contra Aquiles
Tras recibir de Antíloco, el hijo de Néstor, la noticia de la muerte de Patroclo, Aquiles lloró sobre
el cuerpo de su amigo. Su madre Tetis vino a consolar al afligido Aquiles, persuadiéndole para que Hefesto le hiciese una nueva armadura, en lugar de la que Patroclo había llevado y que fue arrebatada por Héctor. La nueva armadura incluía el escudo de Aquiles, descrito con gran detalle por el poeta. Enfurecido por la muerte de Patroclo, Aquiles terminó con su negativa a luchar y regresó al campo de batalla matando muchos hombres en su ira, pero siempre buscando a Héctor. Incluso luchó contra el dios fluvial Escamandro, que se enfadó porque estaba obstruyendo sus aguas con todos los hombres que mataba.
El dios intentó ahogarle pero fue detenido por Hera y Hefesto. El propio Zeus advirtió la furia de Aquiles y envió a los dioses para contenerlos, pues Troya no debía destruirse aún. Finalmente Aquiles encontró a su víctima. Aquiles persiguió a Héctor tres veces alrededor de las murallas de Troya antes de que Atenea, con la forma de su hermano preferido y más querido, Deífobo, le convenciera para luchar cara a cara.
Aquiles obtuvo su venganza, matando a Héctor de un golpe en el cuello. Entonces ató el cuerpo a su carro y lo arrastró por el campo de batalla durante nueve días. Luego presidió los juegos funerarios en honor de Patroclo.
Con la ayuda del dios Hermes Príamo, el padre de Héctor, fue a la tienda de Aquiles y le convenció de que le permitiese celebrar los ritos funerarios de su hijo. El pasaje final de La Ilíada es el funeral de Héctor, tras el que la caída de Troya es sólo una cuestión de tiempo.

Muerte de Aquiles
Como había predicho Héctor en su último aliento, Paris mató más tarde a Aquiles, bien con una flecha (en el talón según Estacio) o con un cuchillo por la espalda cuando visitaba a Políxena, una princesa troyana. En algunas versiones, el dios Apolo guiaba la flecha de Paris, o bien era Apolo el que lo mataba sin intervención de Paris.
Sus huesos fueron mezclados con los de Patroclo, y se celebraron juegos funerarios. Aquiles fue representado en la perdida épica de la Guerra de Troya de Arctino de Mileto viviendo tras su muerte en la isla de Leuce en la desembocadura del Danubio. Más tarde Filoctetes mató a Paris usando el enorme arco de Heracles.



Odiseo.
Ulises es uno de los héroes más populares en la antigua Grecia. En realidad, su nombre griego
es Odiseo. Ulises es el nombre que le dieron los latinos muy posteriormente.Es un héroe popular
cantado por los rapsodas. Es el héroe viajero por excelencia, cuyas aventuras se recuerdan por
traducción oral. Es hijo de Laertes, rey de Itaca, una isla separada por un estrecho de la de
Cefalonia. En la juventud de Ulises, cuando en Itaca todavía reina Laertes, les visita Eurito,
que es un arquero consumado y que posee el arco más poderoso sobre la tierra, regalo de Apolo,
fundido al calor del sol y fraguado en las aguas de los mares. Eurito regala el arco a Ulises, pues no ha encontrado a otro mozo que tenga la fuerza suficiente para manejarlo. Ulises esta casado con Penélope y tienen un hijo: Telémaco. Al principio Ulises rehusó ir a la guerra de Troya fingiendo locura sembrando en sus campos sal, pero los griegos colocaron a su hijo Telémaco
en frente del arado y Ulises fue obligado a admitir su treta y unirse a los griegos. En la guerra
de Troya, Ulises interviene más en acciones diplomáticas que en acciones guerreras. Destruida Troya, embarca para Itaca y entonces empieza su gran aventura, su largo viaje de diez años, tema de la Odisea.
Al embarcar, Eolo, dios de los vientos, le da un odre de cuero donde están encerrados todos los
vientos que podrían desviar la nave, y así solo queda libre elúnico viento favorable que le pueda
llevar a Itaca. Pero los marineros creen que el odre esta lleno de vino, lo abren, los vientos
escapan y se divierten zarandeando la nave de Ulises de un sitio a otro.

Las aventuras del largo viaje de Ulises son bien conocidas: la forma como vence al cíclope Polifemo; su estancia en la isla de Circe, con la que tiene un hijo; los siete años que pasa en otra isla con la ninfa Calipso, con la que tiene dos hijos; la forma como consigue hacerse invulnerable al canto de las sirenas; su llegada a la isla de los Feacios y su encuentro con Nausica; y al fin su llegada a Itaca, su lucha con los pretendientes de Penélope y su encuentro final con ella con la que vuelve a reinar en la isla.


Heroes de la Mitologia Griega I

Jason.
Jasón es un héroe mitológico griego. Era hijo de Esón y de Alcímeda, rey de Yolcos, quien fue destronado por su hermano Pelias. Éste fue advertido por el oráculo de que tuviera cuidado
con un hombre calzado con una sola sandalia porque pondría en peligro su trono.
Jasón fue educado por el centauro Quirón hasta que fue adulto. Cuando Jasón cumplió los veinte años, se dirigió a Yolcos dispuesto a recuperar el trono que por herencia le pertenecía.
En el camino, tuvo que cruzar un río donde perdió una de sus sandalias. Al llegar a la ciudad, fue llamado por su tío Pelias y éste, al darse cuenta de que aquél podía ser el hombre que anunciaba el oráculo, decidió alejarlo de su tierra enviándolo a una difícil misión: viajar hasta la Cólquida (al pie del Cáucaso), y traer de allí el vellocino de oro, que había sido la piel de un carnero fabuloso que había salvado la vida a Frixo, antepasado de Pelias, y lo había trasladado a la Cólquida. Allí Frixo ofreció en sacrificio a Zeus este carnero y luego regaló la piel del animal, que era de oro, al rey Eetes, que lo depositó en un árbol custodiado por dos toros que arrojaban fuego por la boca y una serpiente que nunca dormía.



Heracles.
Es el más fuerte y más famoso de todos los héroes. Es hijo de Zeus y Alcema, mujer de Anfitrión
a la que Zeus sedujo adoptando los rasgos de su esposo. Apenas nacido, Hércules ahogó en su cama a dos serpientes enviadas por Hera contra él. Adolescente, se unió en una sola noche a las
cincuenta hijas del rey Tespias. Más tarde, furioso mató a su mujer, Megara, y a sus hijos.
Después de purificado en Delfos, se fue a Tirinto, donde, ya fuera para expiar su crimen ya a
consecuencia de un ardid de Hera y una temeraria promesa de Zeus, quedó sometido a Euristeo rey de Micenas. Por orden de este ejecutó los doce célebres trabajos:
  1. Dio muerte al león de Nemea.
  2. Dio muerte a la hidra de Lerna.
  3. Dio muerte al jabalí de Erimanto.
  4. Dio muerte a las aves de la laguna Estinfalia.
  5. Dio muerte a la cierva delmonte Cerineo.
  6. Limpió los establos de Augias.
  7. Capturó el toro de Creta.
  8. Domó los caballos de Diomedes.
  9. Venció a las Amazonas.
  10. Se apoderó de los rebaños de Gerión
  11. Fue por las manzanas de oro del jardín de la Hespérides.
  12. Capturó a Cerbero del fondo del infierno.
A estas aventuras se le unen muchas más, como la de su combate con Anteo, que recobraba las
fuerzas cada vez que tocaba la tierra, y con el rey egipcio Busiris; su liberación de Prometeo
el socorro que prestó a Atlas; su estancia junto a Onfalia reina de Lidia, quién le obligó a hilar a sus pies; la liberación de Hesíona, hija de Laomedonte; la lucha con el dios río Aqueloo etc. Finalmente murió por causa de una mujer; Heracles mató al centauro Neso, que quería robar
a su esposa Dejanira, y esta victoria fue causa de su muerte. El héroe fue llevado al Olimpo
en una nube, donde residió con los dioses, y estos le dan como última esposa a Hebe. Heracles
parece ser una divinidad solar y luminosa, como Apolo. Su aspecto antropomórfico era el de un
atleta de músculo-cuerpo, formidable apetito y cóleras violentas. Protector de los gimnastas y
efebos, representaba para los filósofos la fuerza espiritual, que aceptaba de grado el sufrimiento en beneficio del bien: era, en suma, una especie de dios estoico.



Perseo
Es uno de los héroes mitológicos más antiguos. Y el tipo de héroe sin tacha que protegido por los dioses, triunfa siempre en todo. Hijo de Zeus y Danae hija de Acriseo, rey de Argos. Advertido de que sería matado por su nieto, Acriseo encerró a la madre y al niño en un cofre y los fundió en el mar. Ellos caminaban sin rumbo por la isla de Serifo donde fueron rescatados y donde Perseo maduró. Polidectes, rey de Serifo, siente amor por Danae, y temiendo que Perseo se valla a meter en sus planes, lo manda a obtener la cabeza de Meduza, un monstruo cuya mirada transforma los hombres en piedra. Ayudado por Hermes, Perseo tiene unos zapatos halados que lo llevan por el aire, una bolsa, un yelmo que lo hace invisible, una espada que nunca falla un golpe y un espejo mágico. Medusa que es una de las tres Gorgonas, es mortal. Perseo le corta la
cabeza y de la sangre que brota del cuerpo de Medusa nace el caballo halado Pegaso, y de las gotas que caen de la cabeza sobre el mar nacen ramos de coral. Perseo guarda la cabeza en la bolsa y así le tapa los ojos.
Monta a Pegaso y emprende el vuelo. En Africa pide hospitalidad a Atlas, que sostiene sobre sus hombros el firmamento. Atlas se la niega, Perseo le pone delante la cabeza de Medusa y le deja convertido en montaña de piedra. Vuela hasta Etiopía y allí acaece el mito de Perseo y Andrómeda, la bella hija de los reyes etíopes Cefeo y Casiopea. La reina es una belleza, presume de ser más hermosa que una diosa, y los dioses en castigo le mandan encadenar a una roca sobre el mar a la hija Andrómeda y a dejarla allí hasta que un monstruo marino vaya a desposarse con ella. Y entonces llega Perseo por el aire, montado en Pegaso. En las rocas del acantilado descubre a Andrómeda encadenada desnuda, la ama y se dispone a salvarla. Lucha con el monstruo marino y le mata. Despide después al caballo halado que a sido su cabalgadura durante la lucha y
devuelve a Andrómeda a sus padres. Se casa con ella. Fineo, hermano del padre de Andrómeda acude a reclamar como esposa a su sobrina, que estaba comprometida con él. Le acompañan sus guerreros, Perseo gracias a los ojos de Medusa les convierte a todos en piedra. Perseo y Andrómeda se establecen en Serifo.
Liberó a su madre de Polidectes, y transformó a el rey y sus seguidores en piedra. Descansando en Serifo le regala las sandalias a Hermes que desde entonces a usado el dios y a Atenea la cabeza de Medusa que desde entonces la diosa a llevado en su escudo. Perseo regresa a Grecia, cuando accidentalmente mata a su abuelo Acriseo con un disco, de esta manera cumpliéndose la profecía. En sus últimas andanzas, siempre acompañado por Andrómeda, funda el pueblo de los persas, que toman su nombre. Fue rey de Tirinto y fundó Micenas.

Videos Dioses del Olimpo

En este segmento se recomienda ver los videos en orden descendente, para dar seguimiento a la historia de los dioses del Olimpo.

Cronos y sus hijos.

video

Rebelion de Zeus y sus hermanos, contra Cronos y los Titanes

video


Dioses del Olimpo.

video

Descripcion de los Dioses III


Ares
Ares, en la mitología griega, dios de la guerra e hijo de Zeus, rey de los dioses, y de su esposa Hera. Los romanos lo identificaban con Marte, también un dios de la guerra. Agresivo y sanguinario, Ares personificaba la brutal naturaleza de la guerra, y era impopular tanto para los dioses como para los seres humanos. Entre las deidades asociadas con Ares estaban su consorte, Afrodita, diosa del amor, y deidades menores como Deimo (temor) y Fobo (terror), que lo acompañaban en batalla. Aunque feroz y belicoso, Ares no era invencible, ni siquiera frente a los mortales.
El culto de Ares, que se creía originario de Tracia, no estaba muy difundido en la antigua Grecia y, donde existía, carecía de significación social o moral. Ares era una deidad ancestral de Tebas y tenía un templo en Atenas, al pie del Areópago o colina de Ares.

Hermes
Hermes, en la mitología griega, mensajero de los dioses, hijo del dios Zeus y de Maya,la hija del titán Atlas. Como especial servidor y correo de Zeus, Hermes tenía un sombrero y sandalias aladas y llevaba un caduceo de oro, o varita mágica, con serpientes enrolladas y alas en la parte superior. Guiaba a las almas de los muertos hacia el submundo y se creía que poseía poderes mágicos sobre el sueño. Hermes era también el dios del comercio, protector de comerciantes y pastores. Como divinidad de los atletas, protegía los gimnasios y los estadios, y se lo consideraba responsable tanto de la buena
suerte como de la abundancia. A pesar de sus virtuosas características, también era un peligroso enemigo, embaucador y ladrón. El día de su nacimiento robó el rebaño de su hermano, el dios del sol Apolo, oscureciendo su camino al hacer que la manada anduviera hacia atrás. Al enfrentarse con Apolo, Hermes negó haber robado. Los hermanos acabaron reconciliándose cuando Hermes le dio a Apolo su lira, recién inventada. En el primitivo arte griego, se representaba a Hermes como un hombre maduro y barbado; en el arte clásico, como un joven atlético, desnudo e imberbe como puede comprobarse en el Hermes de Praxíteles, en Olimpia.

Dioniso
Dioniso, dios del vino y del placer, estaba entre los dioses más populares.
Los griegos dedicaban muchos festivales a este dios telúrico, y en algunas
regiones llegó a ser tan importante como Zeus. A menudo lo acompañaba una
hueste de dioses fantásticos que incluía a sátiros, centauros y ninfas. Los
sátiros eran criaturas con piernas de cabra y la parte superior del cuerpo
era simiesca o humana. Los centauros tenían la cabeza y el torso de hombre
y el resto del cuerpo de caballo. Las hermosas y encantadoras ninfas
frecuentaban bosques y selvas.



Hestia
Hestia es la diosa del hogar, o más apropiadamente, del fuego que da calor y vida a los hogares.
Su culto se asemejaba a la escita Tabiti, y su equivalente romana sería la diosa Vesta, aunque el culto romano a ésta difería bastante del de los griegos.
Era la primogénita de los titanes Crono y Rea, y la primera en ser devorada por su padre al nacer.
Tras la guerra contra los Titanes, Hestia fue cortejada por Poseidón y por Apolo, pero juró sobre la cabeza de Zeus que permanecería siempre virgen, a lo que el rey de los dioses correspondió cediéndole los lugares preeminentes de todas las casas y la primera víctima de todos los sacrificios públicos, por evitar con su negativa una primera disputa entre los dioses.
Como diosa del hogar y la familia, Hestia apenas salía del Olimpo, y nunca se inmiscuía en las
disputas de los dioses y los hombres, por lo que paradójicamente pocas veces aparece en los relatos mitológicos a pesar de ser una de las principales diosas de la religión griega y, posteriormente, romana. Muestra de esta importancia es el hecho de que Hestia era la primera a quien se le hacían las ofrendas en los banquetes, antes incluso que a Zeus. Se le solían sacrificar terneras de menos de un año, aludiendo a su virginidad.

Demeter
Demeter era una de las diosas más veneradas debido a su condición de protectora de la agricultura y de las cosechas, ella era hermana de Zeus pues era hija de los Titanes Cronos y Rea.
Demeter tenía una hija de nombre Perséfone, ésta fue raptada por el señor de los infiernos el Dios Hades. Demeter debido a la pena por la ausencia de su amada hija dejó de dar cosechas a los hombres, cuando la situación llegó a ser insostenible, Zeus intercedió para que Hades la devolviera al Olimpo, pero éste se negó, así que finalmente se llegó a un pacto por el cual Perséfone pasaría gran parte del año con su madre, pero durante 4 meses viviría con Hades en el Averno. Es la explicación que ofrecían los griegos a la escasez de cosecha durante los períodos invernales, es decir durante esos meses Demeter lloraba (lluvia) desconsoladamente la ausencia de su hija e imposibilitaba las cosechas por el frío, mientras que cuando llegaba la primavera su hija regresaba a su lado y Demeter ofrecía a los hombres el grano del año, debido a la felicidad de su regreso.
Demeter y Perséfone fueron muy veneradas en el Helade y en la Magna Grecia, así mismo cada año se celebraban los misterios de Eleúsis, donde mediante ritos de iniciación los efebos y los agricultores se purificaban, los sacerdotes oraban a la diosa y se aseguraban las cosechas del año.

miércoles, 19 de mayo de 2010

Descripcion de los Dioses II



Atenea
Atenea, una de las diosas más importantes en la mitología griega. En la mitología latina, llegó a identificarse con la diosa Minerva, también conocida como Palas Atenea. Atenea salió ya adulta de la frente del dios Zeus y fue su hija favorita. Él le confió su escudo, adornado con la horrorosa cabeza de la gorgona Medusa, su 'égida' y el rayo, su arma principal. Diosa virgen, recibía el nombre de Parthenos ('la virgen'). En agradecimiento a que Atenea les había regalado el olivo, el pueblo ateniense levantó templos a la diosa, el más importante era el Partenón, situado en la Acrópolis de Atenas.


Afrodita
Afrodita, en la mitología griega, diosa del amor y la belleza, equivalente a la Venus romana.
En la Iliada de Homero aparece como la hija de Zeus y Dione, una de sus consortes, pero en leyendas posteriores se la describe brotando de la espuma del mar y su nombre puede traducirse como 'nacida de la espuma'. En la leyenda homérica, Afrodita es la mujer de Hefesto, el feo y cojo dios del fuego. Entre sus amantes figura Ares, dios de la guerra, que en la mitología posterior aparece como su marido. Ella era la rival de Perséfone, reina del mundo subterráneo, por el amor del hermoso joven griego Adonis. Tal vez la leyenda más famosa sobre Afrodita está relacionada con la guerra de Troya. Eris,la diosa de la discordia, la única diosa no invitada a la boda del rey Peleo y de la nereida Tetis, arrojó resentida a la sala del banquete una manzana de oro destinada "a la más hermosa".
Cuando Zeus se negó a elegir entre Hera, Atenea y Afrodita, las tres diosas que aspiraban a la manzana, ellas le pidieron a Paris, príncipe de Troya, que diese su fallo. Todas intentaron
sobornarlo: Hera le ofreció ser un poderoso gobernante; Atenea, que alcanzaría una gran fama militar, y Afrodita, que obtendría a la mujer más hermosa del mundo. Paris seleccionó a Afrodita como la más bella, y como recompensa eligió a Helena de Troya, la mujer del rey griego Menelao. El rapto de Helena por Paris condujo a la guerra de Troya.

Hades
Hades, en la mitología griega, dios de los muertos. Era hijo del titán Cronos y de la titánide Rea y hermano de Zeus y Poseidón. Cuando los tres hermanos se repartieron el universo después de haber derrocado a su padre, Cronos, a Hades le fue concedido el mundo subterráneo. Allí, con su reina, Perséfone, a quien había raptado en el mundo superior, rigió el reino de los muertos. Aunque era un dios feroz y despiadado, al que no aplacaba ni plegaria ni sacrificio, no era maligno. En la mitología romana, se le conocía también como Plutón, señor de los ricos, porque se creía que tanto las cosechas como los metales preciosos provenían de su reino bajo la tierra.
El mundo subterráneo suele ser llamado Hades. Estaba dividido en dos regiones: Erebo, donde los muertos entran en cuanto mueren, y Tártaro, la región más profunda, donde se había encerrado a los titanes. Era un lugar oscuro y funesto, habitado por formas y sombras incorpóreas y custodiado por Cerbero, el perro de tres cabezas y cola de dragón. Siniestros ríos separaban el mundo subterráneo del mundo superior, y el anciano barquero Caronte conducía a las almas de los muertos a través de estas aguas. En alguna parte, en medio de la oscuridad del mundo inferior, estaba situado el palacio de Hades. Se representaba como un sitio de muchas puertas, oscuro y tenebroso, repleto de espectros, situado en medio de campos sombríos y de un
paisaje aterrador. En posteriores leyendas se describe el mundo subterráneo como el lugar donde los buenos son recompensados y los malos castigados.

Poseidón
Poseidón, en la mitología griega, dios del mar, hijo del titán Cronos y la titánide Rea, y hermano de Zeus y Hades. Poseidón era marido de Anfitrite, una de las nereidas, con quien tuvo un hijo, Tritón.
Poseidón, sin embargo, tuvo otros numerosos amores, especialmente con ninfas de los manantiales y las fuentes, y fue padre de varios hijos famosos por su salvajismo y crueldad, entre ellos el gigante Orión y el cíclope Polifemo. Poseidón y la gorgona Medusa fueron los padres de Pegaso, el famoso caballo alado.
Poseidón desempeña un papel importante en numerosos mitos y leyendas griegos. Disputó sin éxito con Atenea, diosa de la sabiduría, por el control de Atenas. Cuando Apolo, dios del sol, y él decidieron ayudar a Laomedonte, rey de Troya, a construir la muralla de la ciudad, éste se negó a pagarles el salario convenido. La venganza de Poseidón contra Troya no tuvo límites. Envió un terrible monstruo marino a que devastara la tierra y, durante la guerra de Troya, se puso de lado de los griegos.
El arte representa a Poseidón como una figura barbada y majestuosa que sostiene un tridente y a menudo aparece acompañado por un delfín, o bien montado en un carro tirado por briosos seres marinos. Cada dos años, los Juegos Ístmicos, en los que había carreras de caballos y de carros, se celebraban en su honor en Corinto. Los romanos identificaban a Poseidón con su dios del mar, Neptuno.

Perséfone
Perséfone, hija de Zeus, padre de los Dioses, y Deméter, diosa de la fecundidad, de latierra y la agricultura, símbolo de esa fecundidad que ella llevaba consigo. Vivía en un bosque lejano, en cuyos lindes se abría la espesura, rodeada de otras ninfas como ella, hijas de dioses o de dios y mortal. Con ellas jugaba y se crió, siempre bajo la vigilancia de su madre, que era toda ternura con su pequeña hija.
Perséfone creció feliz entre juegos, risas, cantos y bailes, resultó que un día en que Hades, señor de los infiernos, se encontraba paseando por los límites de sus terrenos, se acercó demasiado a esa espesura en la que acababa el bosque. La vio, teniendo todo lo que él no tenía, esa gracia, esa vitalidad se enamoró, insistiendo en casarse con ella.
En este punto, las historias se mezclan, hay quien dice que Zeus, el padre, no queriendo tener problemas con el amo de los infiernos, dio su consentimiento a la boda, sin dejarse ablandar por las súplicas de Deméter o las lágrimas de su hija.
Cuentan que fue el propio Hades el que acabó urdiendo un plan por el que su amada bajaría a
su reino, ya que él no podía abandonarlo. Y fue así que encantó una de esas flores que tanto
le gustaban a Persefone así que cuando ella se acercó un día que recogía flores para hacer una diadema, la flor encantada la engulló haciéndola descender al hogar de Hades.
Fueron días muy duros para Perséfone, que vio desaparecer todo aquello que amaba: las flores,
el verdor del césped, las gotas de rocío con las que lavaba su cara al salir el sol al principio se mostró reticente incluso a entablar ninguna conversación con Hades, y se escondió en su mundo de recuerdos, pero según pasaban los días el enfado y la negación dieron paso a una resignación triste. Hades había ya dispuesto todo para su boda, y llegado el día, Perséfone, ya sin lágrimas por todo lo que había llorado, dio el "sí, quiero", a su raptor.
Mientras tanto, Deméter buscaba a su hija desesperadamente. Durante 9 días y 9 noches recorrió cada rincón de la tierra buscándola, hasta que el décimo día, el Sol, que todo lo ve, decidió contarle lo que había visto, la joven recogiendo flores y la tierra engulléndola. Deméter
enfureció y dejó la tierra, que sin su presencia se quedó estéril y vacía, nada crecía ya en ella. Marchó a hablar con Zeus para que le exigiese a Hades que devolviera a la muchacha. Pero cuando Zeus iba a tomar cartas en el asunto era demasiado tarde y ya Perséfone se había casado
con Hades, comiendo perlas de una granada en el pequeño banquete que hubo tras la boda, sin saber que la granada es la fruta del inframundo, que la retendría allí para siempre.

Descripcion de los Dioses I


Zeus.
Zeus es en la mitología griega, dios del cielo y soberano de los dioses olímpicos. Zeus corresponde al dios romano Júpiter. Según Homero, se consideraba a Zeus padre de los dioses y de los mortales. No fue el creador de los dioses y de los hombres; era su padre, en el sentido de protector y soberano tanto de la familia olímpica como de la raza humana. Señor del cielo, dios de la lluvia y acumulador de nubes blandía el terrible rayo. Su arma principal era la égida, su ave, el águila, su árbol, el roble. Zeus presidía a los dioses en el monte Olimpo, en Tesalia. Sus principales templos estaban en Dódona, en el Epiro, la tierra de los robles y del templo más antiguo, famoso por su oráculo, y en Olimpia, donde se celebraban los juegos olímpicos en su honor cada cuatro años. Los juegos de Nemea, al noroeste de Argos, también estaban dedicados a Zeus.
Zeus era el hijo menor del titán Cronos y de la titánida Rea y hermano de las divinidades Poseidón, Hades, Hestia, Deméter y Hera.


Hera. Hera es en la mitología griega, reina de los dioses, hija de los titanes Cronos y Rea, hermana y mujer del dios Zeus. Hera era la diosa del matrimonio y la protectora de las mujeres casadas.
Era madre de Ares, dios de la guerra, de Hefesto, dios del fuego, de Hebe, diosa de la juventud y de Ilitía, diosa del alumbramiento. Mujer celosa, Hera perseguía a menudo a las amantes y a los hijos de Zeus. Nunca olvidó una injuria y se la conocía por su naturaleza vengativa.
Irritada con el príncipe troyano Paris por haber preferido a Afrodita, diosa del amor, antes que a ella, Hera ayudó a los griegos en la guerra de Troya y no se apaciguó hasta que Troya quedó destruida.
Se suele identificar a Hera con la diosa romana Juno

Hefesto
Hefesto, en la mitología griega, dios del fuego y de la metalurgia, hijo del dios Zeus y de la diosa Hera o, en algunos relatos, sólo hijo de Hera. A diferencia de los demás dioses, Hefesto era cojo y desgarbado.
Poco después de nacer lo echaron del Olimpo: según algunas leyendas, lo echó la misma Hera, quien lo rechazaba por su deformidad; según otras, fue Zeus, porque Hefesto se había aliado con Hera contra él. En la mayoría de las leyendas, sin embargo, volvió a ser honrado en el Olimpo y se casó con Afrodita, diosa del amor, o con Áglae, una de las tres gracias. Era el artesano de los dioses y les fabricaba armaduras, armas y joyas.
Se creía que su taller estaba bajo el monte Etna, volcán siciliano. A menudo se identifica a Hefesto con el dios romano del fuego, Vulcano. La Fragua de Vulcano es el cuadro en el que Velázquez da su visión sobre los dioses transformándolos en campesinos o artesanos humanos.

Artemisa
Artemisa en la mitología griega, una de las principales diosas, equivalente de la diosa romana Diana. Era hija del dios Zeus y de Leto y hermana gemela del dios Apolo. Era la rectora de los dioses y diosas de la caza y de los animales salvajes, especialmente los osos, Ártemis era también la diosa del parto, de la naturaleza y de las cosechas. Como diosa de la luna, se la identificaba a veces con la diosa Selene y con Hécate.
Aunque tradicionalmente amiga y protectora de la juventud, especialmente de las muchachas, Ártemis impidió que los griegos zarparan de Troya durante la guerra de Troya mientras no le ofrecieran el sacrificio de una doncella.
Según algunos relatos, justo antes del sacrificio ella rescató a la víctima, Ifigenia. Como Apolo, Ártemis iba armada con arco y flechas, armas con que a menudo castigaba a los mortales que la ofendían. En otras leyendas, es alabada por proporcionar una muerte dulce y plácida a las muchachas jóvenes que mueren durante el parto.

Apolo
Apolo hijo del dios Zeus y de Leto, hija de un titán. Era también llamado Délico, de Delos, la isla
de su nacimiento, y Pitio, por haber matado a Pitón, la legendaria serpiente que guardaba un santuario en las montañas del Parnaso. En la leyenda homérica, Apolo era sobre todo el dios de la profecía.
Su oráculo más importante estaba en Delfos, el sitio de su victoria sobre Pitón. Solía otorgar el don de la profecía a aquellos mortales a los que amaba, como a la princesa troyana Casandra.
Apolo era un músico dotado, que deleitaba a los dioses tocando la lira. Era también un arquero diestro y un atleta veloz, acreditado por haber sido el primer vencedor en los juegos olímpicos. Su hermana gemela, Ártemis, era la guardiana de las muchachas, mientras que Apolo protegía de modo especial a los muchachos.
También era el dios de la agricultura y de la ganadería, de la luz y de la verdad, y enseñó a los humanos el arte de la medicina.
Algunos relatos pintan a Apolo como despiadado y cruel. Según la Iliada de Homero, Apolo respondió a las oraciones del sacerdote Crises para obtener la liberación de su hija del general griego Agamenón arrojando flechas ardientes y cargadas de pestilencia en el ejército griego. También raptó y violó a la joven princesa ateniense Creusa, a quien abandonó junto con el hijo nacido de su unión. Tal vez a causa de su belleza física, Apolo era representado en la iconografía artística antigua con mayor frecuencia que cualquier otra deidad.

Arbol Genealogico de los Dioses Griegos




















En este diagrama se detalla el arbol genealogico de los Dioses Griegos y una breve descripcion de sus generaciones.

Primera generacion.
Caos es aquel que existe antes que el resto de los dioses y fuerzas elementales, es el estado primitivo del cosmos infinito que da origen a los demas dioses.
En un principio sólo existió el Caos, de quien nació Gea (la Tierra) de quien surgió Urano (el cielo), quien dio vida a Cronos (el Tiempo).

Segunda generacion.
Cronos por ambicion destrona a su padre, y para evitar correr su misma suerte, devora a sus hijos.
Sin embargo, no pudo impedir que Zeus, uno de sus hijos que logró salvarse gracias a la ayuda de su madre Rea lo destronara y se constituyera en el, el más importante de los dioses del olimpo Zeus, logró salvarse de la voracidad de Cronos, su padre, ocultándose en una cueva, en Creta y fue criado con la leche de una cabra. Cuando llegó a adulto, mató a su padre, ocupando su jerarquía en el poder y gobernando a su lado sus hermanas Hestia, Hera, Demeter y sus hermanos Hades y Poseidon.
Todos sus hermanos bajo su mando y el (Zeus) como lider supremo del Olimpo.

Tercera Generacion.
Zeus fue reconocido en la mitologia griega por sus amorios con mortales, como las ninfas por lo tanto llevo a procrear muchos dioses con Hera su hermana y esposa, como semidioses con las mortales, con era procreo a Ares dios de la guerra, fuerza bruta y la violencia , Hebe la diosa de la juventud y Hefesto dios del fuego y la forja adorado por herreros, artesanos y escultores.
Los demas dioses como afrodita, artemisa, apolo, atenea, hermes, dionisos y persefome fueron concebidos por Zeus con otras diosas como Demeter diosa de la agricultura, Lete hija de los titanes Ceo y Febe, con la cual concebio a los gemelos artemisa y apolo.
Semele una amante con la cual concebio a Dionisos, a espalda de Hera, la cual semele recibia a Zeus en sus recintos.




martes, 18 de mayo de 2010

Origen del Mundo Mitologico

Cuenta la mitología, que antes de la creación del mundo existía el Caos, el agua, la tierra y el aire, o sea, los elementos que conforman al mundo estaban revueltos. Poco a poco estos elementos se fueron separando y se formó la Tierra y el cielo.

En esta época el mundo, estaba poblado por divinidades terribles: los titanes y los cíclopes. Los titanes eran gigantes, con una extraordinaria fuerza, y los cíclopes eran seres salvajes con un solo ojo en medio de la frente.
Sobre el universo gobernaba Cronos o el Tiempo, quien tomó por esposa a la reina Rea, sobre su felicidad pesaba una amenaza, a Cronos le habían predicho que sería destronado por uno de sus hijos y que este sería el dios soberano del mundo, entonces decidió comerse a sus propios hijos. Se apoderaba de ellos, apenas nacidos y se los comía sin piedad alguna.

Un día nació el pequeño Zeus, jamás Rea había tenido un hijo tan bello, acongojada por el destino que le esperaba al pequeño decidió salvarlo. Cogió una piedra y la envolvió entre pañales y meciéndola como si fuera un niño se la entrego a su esposo Cronos. Era la hora de la cena y Cronos tenía mucha hambre, tomó el envoltorio de manos de Rea y en la penumbra de la noche se tragó la piedra y los pañales.

Rea tomó a su hijo y huyó con él, protegida por las sombras de la noche. Llegó a la isla de Creta donde ya había pensado refugiarse, ya que sus habitantes sentían hacia ella una gran veneración. Caminó hasta el centro de la isla y un espeso bosque se internó en una gruta profunda, sus paredes estaban cubiertas de fresca hiedra.

Querida hiedra- suplicó la diosa, extiende tus ramas y oculta la entrada la hiedra empezó a crecer hasta ocultar la entrada de la cueva.
Rea llamó después a las ninfas del bosque y les confió a su hijo cuiden de élles recomendó, beso la cabeza del niño y se marchó.

Las ninfas le prepararon una cuna de oro y acostaron al niño, después llamaron a Amaltea, que era una cabra blanca, para que lo amantara. Las abejas destilaron una dulce miel para el recién nacido, las palomas le llevaron en su pico la ambrosía, el alimento de los inmortales y un águila de alas inmensas, era la portadora del néctar, la bebida de los dioses.
Una de las ninfas, le fabricó una pelota de oro, que al lanzarla al aire brillaba. Cuando Zeus lloraba o gritaba, llamaban a los sacerdotes, los “ coribantes”, que danzaban a la entrada de la cueva golpeando sus espadas contra sus grandes escudos de cobre, este ruido hacía que Cronos no oyera los gritos del niño.

Así Zeus creció sano y fuerte, llegando a la edad adulta. Se hizo pasar por un superviviente y le administró a su padre Cronos un poderoso medicamento mezclándoselo en el vino, esto hizo que Cronos vomitara y así fue como los hermanos de Zeus salieron de nuevo al mundo, al igual que la piedra: Poseidón, Hades, Vesta, Hera y Deméter.

Se unieron los tres hermanos: Zeus, Poseidón y Hades contra su padre Cronos y los titanes. Zeus también llamó en su ayuda a los cíclopes, quienes tenían una fragua en el centro de la tierra, donde trabajaban los metales, custodiados por tres enormes gigantes. Si le ayudaban a derrotar a los titanes, al finalizar la guerra, los recompensarían librándolos de su prisión subterránea.

Terminadas estas grandes guerras los tres hermanos se repartieron las diferentes regiones del Cosmos, a Hades le correspondió reinar en las entrañas de la tierra, dios de los funerales y la muerte. A Poseidón, le correspondió reinar sobre el mar y todas sus criaturas y a Zeus él Dominio del cielo. Desterraron a los titanes y establecieron su morada en la cima del Monte Olimpo.

El Olimpo es la montaña más alta de Grecia y está situada entre Macedonia y Tesalia, coronada por nubes, donde existe la eterna primavera, el aire es siempre tibio y la luz brilla con toda su pureza.
El alimento de estos dioses era la ambrosía y la bebida era el néctar. Este alimento y bebida recreaban los sentidos, embalsamaban los aires, daban la juventud y la dicha y aseguraban la inmortalidad.
Desde su trono de marfil, Zeus gobernaba, cuando algún suceso lo contrariaba, el dios lo montaba en cólera y una gran cantidad de nubes invadía el cielo, ocultando la cima del Olimpo, lanzaba sobre la tierra descargas de lluvia, relámpagos y sonoros truenos.

Disminuida la ira del dios el viento se calmaba y aparecía la ninfa Iris, mensajera divina, colocando en la bóveda del cielo su banda de siete colores: el arcoiris, anunciando así el buen tiempo.
Zeus manifestaba de esta manera a los hombres, su poder supremo y sabían que debían temer la cólera y los castigos del dios. En el Olimpo, donde vivían los demás dioses, la vida era tranquila y plácida. Por las mañanas, la Aurora, abría las puertas del palacio y una hermosa luz se difundía por el cielo.

Los dioses se levantaban e iban a reunirse al salón del trono, encontraban una mesa ricamente preparada donde comían la ambrosía y bebían el néctar. Hebe, la diosa de la juventud, ofrecía la bebida a los dioses y todos los que la tocaban con sus labios no envejecían.

Zeus construyó aquí el palacio real, y formó el consejo de los dioses y desde entonces se llamaron dioses olímpicos que estaban conformados por seis hombres y seis mujeres: Zeus, es el rey, controla el trueno y los fenómenos atmosféricos; Poseidón, que tenía el dominio del mar y sus criaturas era hermano de Zeus; Ares, dios del fuego, el forjador de los metales; Hera, esposa de Zeus; Atenea, diosa de la sabiduría, hija de Zeus; Afrodita, diosa del amor y la belleza; Démeter, diosa de la agricultura; Artemisa, diosa de los bosques y la caza; Hestía, dios del hogar doméstico y el fuego sagrado.

En otro palacio alejado del de Zeus, habitaban los ministros del destino, llamados las Moiras que eran tres: Cloto, Laquesis y Atropos. Este palacio era de bronce y en sus muros, estaba el destino de los hombres y el camino de los astros. Cloto era la Moira más joven y sostenía la rueca en que se hilaban los destinos humanos, Laquesis, la segunda volteaba el huso y Atropos, cortaba el hilo de la existencia con unas tijeras de oro. Tejían con hebras de lana blanca, mezcladas con hilos dorados y negros y así hilaban la vida de los hombres: Los hilos blancos y dorados
indicaban días de felicidad y los negros señalaban una vida breve y de dolor. Cuando la vida llegaba a su fin, la hebra se cortaba y alguien moría en la tierra.

Otro ministro del destino, aún más poderoso que las Moiras, es la Necesidad, la diosa absoluta, a la que el mismo Zeus obedecía, esta diosa tiene un huso de diamante, una de sus puntas toca el suelo y la otra se pierde en el cielo. Los griegos la llamaron Ananké.
Un día Zeus, pensó que esposa podría alegrar su vida en el gran palacio. Descendió a la tierra donde vivía una hermosa diosa llamada Hera, para enamorarla recurrió a su acostumbrado recurso de la metamorfosis, desató una tormenta y sé convirtió en una especie de ave parecida a la tórtola refugiándose a los pies de Hera. Compadecida la diosa del pobre animal, lo recogió y lo puso en su pecho para darle calor, pero Zeus le pidió que fuera su esposa. Hermes sirvió de mensajero para citar a tan importante fiesta. Así la bella Hera se convirtió en la reina del Olimpo.

Zeus y Hera procrearon varios hijos, el ingenio de Zeus y el poder de este de cambiar su apariencia lograron poblar la tierra y el cielo de dioses y semi-dioses

Introduccion

En la mitología griega, los dioses olímpicos eran los principales dioses del panteón griego, que moraban en la cima del monte Olimpo, el más alto de Grecia.
Hubo, en diferentes épocas, catorce dioses diferentes reconocidos como olímpicos, aunque nunca más de doce a la vez. De ahí que a veces se haga referencia a ellos como los doce olímpicos.Los ayudantes de los dioses olímpicos, detalle de un bajorrelieve, sarcófago griego, c. 240 a. C. (Museo de Vallecas).

Zeus, Hera, Poseidón, Ares, Hermes, Hefesto, Afrodita, Atenea, Apolo y Artemisa son siempre considerados dioses olímpicos. Hestia, Deméter, Dioniso y Hades son los dioses variables que completaban la docena. Perséfone pasaba tres meses al año en el inframundo (provocando así el invierno) y se le permitía volver al Olimpo los otros seis meses para poder estar con su madre, Deméter. Y, aunque Hades siempre fue uno de los principales dioses griegos, su morada en el mundo subterráneo de los muertos hacía su relación con los olímpicos más delicada.

Los olímpicos ganaron su supremacía en el mundo de los dioses gracias a que Zeus llevó a sus hermanos a la victoria en la guerra contra los Titanes. Zeus, Poseidón, Deméter, Hestia, Hades y Hera eran hermanos, y esta última era también la esposa de Zeus. Todos los demás olímpicos son normalmente considerados hijos de Zeus: Ares y Hefesto con Hera, Artemisa y Apolo con Leto, Afrodita con Dione, Hermes con Maia, Dioniso con la mortal Sémele y Atenea con Metis,aunque a veces se considera que esta última nació sólo de Zeus y, como venganza, Hera engendró sola a Hefesto.
Cuando Afrodita no es incluida entre los olímpicos, se considera que nació de la espuma provocada en el mar (el dios Ponto) por la sangre que derramó Crono al castrar a Urano, su padre.